fbpx

VARA, La pequeña SERPIENTE VERDE (y no venenosa) Conócela en este RELATO.

El sueño de Vara

El olor algo desagradable de la piel húmeda de un perrucho, la situó de nuevo en el instante. Era pequeño y peludo y dormía plácidamente junto a la pared del pasillo, apoyada su cabeza sobre las patas delanteras. Vara se deslizó sutilmente por su lado, casi rozando su trasero, pero apenas se inmutó, no tenía necesidad de hacer vigilancia dentro de la casa, por eso le era permitido estar allí.

VARA, LA PEQUEÑA SERPIENTE / El Sueño de Vara

serpiente pequeña verde

Vara se refugió bajo una mata de romero que le ofrecía un grato perfume a la vez que una sombra densa y segura para hacerla casi invisible a los ojos de los posibles grandes depredadores de la zona. Una nube inicial de mosquitos, en parte proveniente del voluminoso porte de un cardo cercano, le proporcionó un aperitivo sabroso, aunque escaso, que fue completado con algunas larvas del suelo, algo más contundentes.